Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer vitae adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget ut, dolor. Aenean massa. Cum sociis pretium qui asem. Nulla consequat massa quis.

Popular Post

Sign up for newsletter
[contact-form-7 404 "Not Found"]

junio 2017

A decisión de Iñaki Martínez, director do MARCO de Vigo, de non renovar o seu contrato á fronte do museo, reaviva o debate sobre a implementación do código de boas prácticas nas institucións culturais, e sitúa o museo nunha difícil encrucillada sobre o seu futuro inmediato.

Adentrarse en las páginas del libro País en llamas. Los sirios en la revolución y en la guerra (Capitan Swing), escrito por la activista de Derechos Humanos Leila Al Shami y el periodista Robin Yassin-Kassab, permite conocer un minucioso recorrido histórico y social en Siria, un lugar que un día fue cuna de civilizaciones y hoy está rodeado de fuego.

[vc_row css=".vc_custom_1488220924822{padding-right: 20% !important;padding-left: 20% !important;}"][vc_column] [vc_column_text] La capacidad de incidencia se multiplica en lo cercano. Lo llevan demostrando desde hace décadas distintos movimientos sociales y ciudadanos a lo largo de todo el mundo. Pasa lo mismo con la información. Siempre, por supuesto, que esté acompañada de un contexto que permita entender lo que ocurre en lo local como parte de debates y crisis que afectan a mucha más gente. Incidencia local, análisis global. Consulta ya todas las ediciones en exclusiva. No olvides que tienes un sumario interactivo en la página 12 de cada edición y enlaces externos para enriquecer la lectura: General Andalucía Aragón Galiza Madrid Navarra: Hordago - El Salto País Valencià [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=".vc_custom_1488219849321{padding-right: 20% !important;padding-left: 20% !important;}"][vc_column][vc_column_text css=".vc_custom_1488221977143{padding-bottom: 40px !important;}"] El Salto #3 Edición general [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=".vc_custom_1488220077688{padding-right: 20% !important;padding-left: 20% !important;}"][vc_column][vc_column_text css=".vc_custom_1488221966685{padding-bottom: 40px !important;}"] El Salto #3 Andalucía [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=".vc_custom_1488220059430{padding-right: 0px !important;padding-left: 0px !important;}"][vc_column][vc_wp_text] [/vc_wp_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=".vc_custom_1488220134123{padding-right: 20% !important;padding-left: 20% !important;}"][vc_column][vc_column_text css=".vc_custom_1488221959572{padding-bottom: 40px !important;}"] El Salto #3 Aragón [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_wp_text] [/vc_wp_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=".vc_custom_1488220290650{padding-right: 20% !important;padding-left: 20% !important;}"][vc_column][vc_column_text css=".vc_custom_1488221950941{padding-bottom: 40px !important;}"] O Salto #3 Galiza [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_wp_text] [/vc_wp_text][/vc_column][/vc_row][vc_row

Los trabajadores de la basura y barrenderos mantienen el pulso al gobierno de Tsipras, tras una semana y media de huelga en plena temporada turística. La amenaza de despido de cerca de diez mil empleados ha abierto un nuevo frente al gobierno griego. Texto y foto: Guzmán Pascual Peramo Atenas, junio 2017. La ciudad se derrite en los cerca de cuarenta grados que marcan los termómetros. Un pequeño grupo turistas (de los cerca de 30 millones que visitarán el país en 2017) sigue a una guía que indica el camino por las calles comerciales del centro. A un lado, una montaña de basura ocupa la calzada y una pequeña parte de la acera. ¿El motivo? Desde hace once días los barrenderos y basureros de todo el Estado iniciaron las okupaciones de los garajes y los retenes de limpieza, lo que acompañaron de una huelga que ha dejado las calles de las grandes urbes griegas plagadas de desperdicios. La decisión se tomó en respuesta a la sentencia

O activismo queer na Galiza xorde no contexto político do 2004: o fraguismo tiña o poder no Goberno da Galiza, e o vazquismo no Goberno local da Coruña, nunha época na que o movemento LGTB só tiña como proposta política a formalización e institucionalización das relacións de parellas de gais e lesbianas.