Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer vitae adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget ut, dolor. Aenean massa. Cum sociis pretium qui asem. Nulla consequat massa quis.

Popular Post

Sign up for newsletter
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Especial

Este fin de semana, en el distrito de Arganzuela (Madrid), El Salto celebró sus primeros meses de vida con unas jornadas de fiesta, música y actuaciones. Cientos de personas pasaron por la Casa del Reloj y disfrutaron de un festival autogestionado. Han sido días de mucho trabajo en los que ha sucedido un episodio que nos alarma e indigna. Que media docena de agentes de policía en uniforme de paisano persigan a un cantante hasta el camerino horas después de su concierto para anunciarle que le van a denunciar por "ofensas a la autoridad" es una imagen que habla por sí misma y que define un tiempo. Lo peor es que, lamentablemente, esta escena cada vez provoca menos sorpresa, dada la frecuencia con que se repiten hechos similares en los últimos meses. Consideramos absolutamente intolerables, impropias y fuera de lugar la persecución, amenaza y sanción a las expresiones, ya se produzcan en el ámbito artístico o en la emisión de opiniones Sin embargo, nos

Nos dicen: compite, es la lógica del mercado. Respondemos: cooperemos, funcionemos de otra manera. Nos dicen: para que haya orden tiene que haber jerarquía. Respondemos: para que haya orden, horizontalidad, buena coordinación e inteligencia colectiva. Nos dicen: quien paga tiene acceso a todos los contenidos. Respondemos: toda la información debe ser accesible siempre desde el primer momento. Tu capacidad económica no debe limitar tu derecho a la información. Nos dicen: es inevitable financiarse con publicidad de grandes empresas; si no la información no es sostenible. Respondemos: hagamos un medio de propiedad colectiva. La verdadera independencia se consigue cuando no dependes de grandes anunciantes, sobre todo si son multinacionales que vulneran derechos humanos, económicos y sociales. Más temprano que tarde terminan condicionando tus contenidos. Nos dicen: los contenidos patrocinados ayudan a la viabilidad y no hacen daño a nadie. Respondemos: vender publicidad como información no es ético, distorsiona la idea de periodismo y significa engañar a la gente. Nos dicen: cuanto más alto y especializado es tu puesto en la jerarquía,

En El Salto creemos que el periodismo debe ir más allá de las fuentes institucionales y devolver el protagonismo a las personas, organizaciones y colectivos que trabajan día a día para mejorar la sociedad. Aspiramos a ser un medio diferente, sin publicidad de grandes empresas y con el objetivo de contribuir a la transformación social desde el periodismo de calidad. Un medio diferente también se organiza de manera diferente. Somos un proyecto colaborativo en el que participan más de veinte medios de comunicación del Estado y somos también un medio horizontal, de propiedad colectiva, en el que los socios y socias - también las organizaciones y colectivos sociales- tienen la oportunidad de participar en las decisiones estratégicas. Un medio así solo tiene sentido si cuenta con el apoyo del tejido social. Por eso, además de hacerte socio individual, si formas parte de una asociación o colectivo que comparte nuestros principios, la mejor forma de colaborar es proponer a tu organización que se