Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer vitae adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget ut, dolor. Aenean massa. Cum sociis pretium qui asem. Nulla consequat massa quis.

Popular Post

Sign up for newsletter
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Blog

banner_ultimo_diagonal-15

Diagonal se despide: el último salto de una larga serie

Éste no es el primer salto de la historia de este medio. Diagonal salta porque siempre lo ha hecho.

Diagonal salta. Cabría decir que afronta nuevos retos en un mundo cambiante. Pero estaría­mos entonces ante un salto al vacío, tan vacío como las frases que acompañan la retórica del emprendimiento y la superación.

Diagonal salta porque siempre lo ha hecho. El modelo se ha quedado pequeño. Necesita crecer, ensancharse, incorporar nuevas gentes, acertar o equivocarse de otro modo. Necesita lograr más incidencia, contar otras historias con otros formatos, elaborar nuevas formas de participación. Necesita seguir ensayando fórmulas para proponer un periodismo distinto, ajeno a las rutinas de las agendas institucionales, a los caminos transitados de la prensa convencional. Diagonal salta porque cree que en estos 12 años ha sido capaz de tejer una red de lectores, colaboradores y complicidades que, de algún modo, le obligan a intentarlo. Diagonal es hoy en día una comunidad construida con un sustrato común de confianza. Una confianza fundamentada en el debate colectivo como método de trabajo y en la voluntad de mantener un enfoque crítico e independiente. Una confianza que invita a no conformarse, a saltar para seguir inventando un proyecto libre.

En el camino recorrido, son muchas las personas y colectivos que han acompañado a Diagonal. Reiterar el agradecimiento a quienes han hecho posible estos 12 años es una forma también de reiterar el compromiso de seguir una senda propia. Con dudas, hallazgos, malentendidos, intuiciones… con todos los ingredientes de una iniciativa que se va dibujando cada día gracias al esfuerzo de quienes creen que merece la pena apostar por un periodismo sin límites, sin ataduras.

amp_4500b

Momento de desbarre en el cierre del último Diagonal en papel.

El salto que emprende Diagonal quiere ser un movimiento plural. Sólo la participación conjunta de medios con una visión compartida del periodismo puede dar sentido a la construcción de un gran medio de comunicación financiado por la gente. Ese movimiento está en marcha. Ese movimiento viene de lejos. Las ganas de saltar forman parte de la lógica en la que se inscribe Diagonal. En la segunda mitad de los 80, un grupo de personas imaginó una forma a contracorriente de contar.

Aquel primer boletín Molotov, con diversas etapas, llegó a publicar 39 números. En 1994 saltó para fusionarse con la agencia de contrainformación UPA y constituir el colectivo UPA-Molotov.

En 2000, un nuevo salto alumbró el nacimiento del periódico mensual Molotov, que publicó 43 números en formato tabloide.

El último Molotov vio la luz en diciembre de 2003 y anunció un salto plural con el objetivo de trascender el ámbito militante. Allí nació el proceso que dio lugar a Diagonal. Doce años y 284 números después, Diagonal salta. Son 30 años de saltos. Diagonal salta porque siempre lo ha hecho. Las ganas de saltar son quizá la constante que define este proyecto.

boton_hazte_socio-01

Comments

  • Carlos H. González
    REPLY

    En México estamos felices de esta iniciativa genial. Sabemos que va a ser MUY difícil. Pero en la inteligencia que crece en el mundo para encontrar una alternativa al egoísmo, la explotación, el robo. las violencias en contra de las insurgencias, está la fuente de su éxito.

    El problema del financiamiento será muy extremo: los que estamos de su lado no somos, precisamente, potentados: vivimos de nuestro salario, y muy escaso, por cierto.

    Pero en lo que se pueda ayudar, se hará: Saltemos tiene que ser ejemplo para todo el mundo: la cooperación, y no la competencia, moverá la economía, el medio ambiente, la justicia, la belleza, la cultura e, inclusive, el amor, que esel motor de todo lo anterior.

    Difícil, sí. Muy difícil, precisamente. Pero lo lograremos.

    Un abrazo a todos, desde el país donde reina la corrupción, la violencia, los asesinatos a todo rebelde (periodistas, estudiantes, intelectuales, gente común), la traición, pero que no pierde la esperanza: México.

    15 diciembre, 2016

Comenta

Your email address will not be published. Required fields are marked *